IDEs de programación: ¿Una mala herramienta de aprendizaje?

Para los universitarios que reciben programación (en los que me incluyo) existen diferentes aspectos importantes que se deben tener en cuenta al aprender un nuevo lenguaje de programación: el paradigma de programación, la plataforma para la que se desarrollará y sobre todo, el compilador a utilizarse.

Muchas instituciones proveen un determinado IDE de programación para que los alumnos desarrollen, y les explican lo básico del IDE: cómo compilar, cómo usar el editor, cómo depurar, etc. Sin embargo, en mi opinión, al utilizar un IDE de programación, los estudiantes están pasando por alto algunos aspectos del lenguaje o del compilador, que deberían conocer. Como los tipos de archivos que se generan al compilar, lo que ocurre cuando el compilador hace su trabajo, incluso el nombre de las extensiones de los archivos fuente en algunas ocasiones.

Además, uno de los problemas más graves al utilizar un IDE para enseñar un lenguaje de programación, está en que la herramienta de autocompletación de código entorpece el proceso de memorización de la sintaxis del lenguaje en cuestión. Usualmente, al escribir una palabra reservada y un punto, el IDE muestra las opciones que brinda el comando dado con la palabra reservada, y de esta forma, si uno olvida una función, un método, etc., se podría completar de manera rápida la línea de código sin tener que recurrir a una referencia externa. Hay que dejar claro que esta funcionalidad es por demás útil, obviamente, pero ya para desarrolladores consumados, que han aprendido el lenguaje y que (para variar) tiene que trabajar contra el tiempo o bajo presión.

Sin embargo, el síndrome del punto-y-listo (me inventé el síndrome gracias a un amigo que sufre de esto) impide que el estudiante aprenda de manera sólida la sintaxis del lenguaje que debe manejar, y que se acostumbre simplemente a presionar el punto. Pero, ¿y si tiene que programar en una situación en que debe usar un compilador “normal”?

Si el día de hoy les dijeran a los punto-y-listo que tienen que dar el examen final de programación en Java usando como plataforma Linux, y como editor de texto VIM, tengan por seguro que habrá un desorbitante número de reprobados.

Considero que un programador debe estar preparado para cualquier situación, y que los diferentes conocimientos que adquiera serán sus principales herramientas para solucionar aquellos inevitables problemas que surgen al utilizar una computadora, y aún más al desarrollar.

Quiero dejar en claro mi punto de vista. Los IDEs de programación son una excelente herramienta para desarrolladores profesionales, pero considero que para aprender un nuevo lenguaje de programación, inicialmente se debe utilizar un compilador de línea de comandos y un editor de texto que utilice simplemente smart tabbing, para que de ese modo el estudiante logre aprender lo que sucede cuando presionaba F5, Ctrl+F9, etc., en los IDEs de programación.

3 pensamientos en “IDEs de programación: ¿Una mala herramienta de aprendizaje?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s